Un freno a la hepatitis A en Argentina

  • 22 August 2018
  • kcompta

La estrategia de vacunación infantil con una dosis única redujo drásticamente los casos y bajó a cero los trasplantes por falla hepática fulminante en niños.

Argentina fue el primer país de las Américas en utilizar una sola dosis contra la hepatitis A en niños de 1 año, una decisión innovadora reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) dados los resultados que aún hoy -13 años después de incluirse en el Calendario- se mantienen. “Entre 2003 y 2004 tuvimos un brote con más de 43.000 casos y, después de la introducción de la vacuna, en 2005, la circulación viral en el país disminuyó dramáticamente. Hoy tenemos menos de mil casos por año en total en adultos y niños”, sostuvo el responsable del Programa de Vacunas del Ministerio de Salud de Argentina, Cristian Biscayart.

La decisión resultó innovadora porque hasta el momento de la introducción de la vacuna, los países utilizaban un esquema de dos dosis. “Pero Argentina no contaba con los fondos para financiar ambas dosis, por lo que decidió incorporar sólo una para hacer frente al brote y a los numerosos trasplantes hepáticos en niños, derivados por la enfermedad”, recordó la médica pediatra hepatóloga Margarita Ramonet, ex presidenta de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

“La medida de una dosis nos sorprendió, pero acordamos con el Ministerio que realizaría un monitoreo de los resultados de la implementación” para verificar la efectividad de la medida, señaló Ramonet. Los trabajos de seguimiento mostraron resultados inéditos: la cantidad de casos bajó un 88 por ciento y la hepatitis A dejó de ser la primera causa de hepatitis fulminante y de trasplante hepático en los niños del país.

“Ahora volvimos a estar en línea con las estadísticas internacionales y, a partir de la estrategia, se usaron los órganos para las personas que realmente lo necesitan y no para pacientes con una enfermedad prevenible que no tienen por qué llegar a esta situación”

Los resultados fueron presentados en 2012 al Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización de la OMS (SAGE, por sus siglas en inglés), que publicó un documento de posición en el cual recomienda la integración de esta vacuna a los calendarios nacionales de vacunación para los niños a partir del año con una dosis única. El respaldo motivó que países como Colombia y Brasil incorporaran la estrategia.

Leer nota completa: fuente