Avances en salud de las Américas y las prioridades para los próximos cinco años

  • 12 March 2018
  • kcompta

Directora de la OPS presentó ante la OEA los avances en salud de las Américas y las prioridades para los próximos cinco años

Washington, DC, 7 de marzo de 2018 (OPS/OMS) – Avanzar la cobertura y el acceso a la salud universal en la región de las Américas, eliminar enfermedades transmisibles y reducir la mortalidad por enfermedades no transmisibles en un 25% para 2025, son algunas de las prioridades que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) tiene planteadas para los próximos cinco años, explicó hoy Carissa F. Etienne, Directora de la OPS ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Al presentar su informe quinquenal, Etienne destacó avances y desafíos sanitarios en la región de las Américas durante 2013-2017 y subrayó las prioridades que se presentan para la región en los próximos años.

“Nuestra visión para el futuro de nuestra organización y la región se resume en que todas las personas en las Américas, particularmente las que viven en condiciones de vulnerabilidad, alcancen el mayor estándar de salud y bienestar posible, que les permita disfrutar de una vida productiva y digna. Estoy segura que compartimos esta visión”, dijo la Directora de la OPS a los embajadores ante la OEA. “Es fundamental que continuemos trabajando juntos para mantener lo que hemos logrado en estos años en el sector salud y en otros. Debemos asegurarnos que nadie quede atrás”, subrayó.

Por su parte, Luis Almagro, Secretario General de la OEA, llamó a “seguir avanzando en la salud universal”. Dijo que es “consciente de que el principal reto es cómo llevar del papel a la práctica el enunciado del derecho a la salud. Es una responsabilidad compartida y seguiremos trabajando con la OPS para lograrlo”.

La Directora de la OPS destacó su compromiso en avanzar el acceso universal a la salud y la cobertura universal en salud a través de sistemas de salud resilientes basados en el enfoque de asistencia primaria para asegurar acceso universal a servicios integrales y de calidad a lo largo de la vida. Subrayó el compromiso de la OPS en avanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030. También indicó que se promoverá un enfoque renovado en equidad en salud para mujeres, niños, grupos étnicos, poblaciones indígenas y personas que viven en condiciones de vulnerabilidad.

“Avanzaremos en la eliminación de enfermedades transmisibles, expandiendo el número de países certificados por eliminar la malaria, tuberculosis y enfermedades infecciosas desatendidas. También trabajaremos para la eliminación de la transmisión del VIH en la región para 2030”, afirmó Etienne sobre el próximo quinquenio.

Hitos y desafíos en la región

El informe de la Directora de la OPS destaca tres hitos históricos de salud pública durante el período que se examina: la eliminación regional de la transmisión endémica de la rubéola y del síndrome de rubéola congénita de la Región en 2015, y de la transmisión endémica del sarampión en 2016. Otros logros en el período incluyen la eliminación de la oncocercosis en Colombia, Ecuador, Guatemala y México; la eliminación de la enfermedad de Chagas en Brasil, Chile y Paraguay; y la eliminación del tracoma en México. Además, a mediados de 2017, más de 20 países y territorios notificaron datos compatibles con la eliminación de la transmisión materno-infantil del VIH y la sífilis.

“Muchas otras enfermedades se pueden eliminar en los próximos 2 a 4 años si el compromiso político y financiero es mejorado por parte de nuestros Estados Miembros”, indicó Etienne.

Durante el quinquenio, destaca el informe, la OPS apoyó a los países en prepararse para la posible introducción del virus Ébola en 2014 y en hacer frente a la rápida y amplia propagación del virus chikungunya en 2014 y 2015. Un reto especialmente importante que enfrentaron los países fue también el virus Zika, que se extendió por toda la región en 2015 y 2016, causando un fuerte aumento en las anomalías de nacimiento y el síndrome de Guillain-Barré.

Otro de los principales apoyos de la OPS a los países miembros incluyó la asistencia para responder a desastres naturales que incluyeron el terremoto de magnitud 7,8 que azotó a Ecuador en 2016 y el huracán Matthew de categoría 5, que causó estragos en el Caribe ese mismo año. “El cambio climático afecta a todos los países, pero hay algunas poblaciones más en riesgo”, destacó Etienne, al referirse a las islas más pequeñas del Caribe que podrían ver varios aspectos de sus condiciones de vida afectados por el clima, incluyendo la salud de su población.

En el área de las enfermedades no transmisibles (ENT), las principales causas de muerte y discapacidad en los países de la Región, el informe detalla los progresos en la implementación de medidas legislativas, regulatorias y fiscales para reducir los factores de riesgo de ENT. Estas medidas incluyen los impuestos sobre las bebidas azucaradas, el etiquetado de productos alimenticios procesados en el frente del envase, las restricciones a la comercialización de productos no saludables para la infancia y la aplicación de medidas de control del tabaco tales como advertencias gráficas en paquetes y legislación sobre espacios libres de humo.

“Otros desafíos que hemos enfrentado incluyen la necesidad de reducir las barreras financieras, geográficas y culturales para acceder a los servicios de salud”, indicó Etienne.

Los embajadores ante la OEA de varios países destacaron la labor de la OPS en estos cinco años, el liderazgo de Etienne en la conducción de la organización y ratificaron su compromiso con apoyar a la organización.

Enlaces

— Informe Quinquenal 2013 - 2017 del Director de la Oficina Sanitaria Panamericana

 

Fuente